Capitulaciones matrimoniales

Dada la complejidad de las realidades personales, económicas y laborales de cada cónyuge y de las situaciones, a veces tensas, que se generan en caso de separación o divorcio, es aconsejable firmar unas capitulaciones matrimoniales, donde se establezcan, de mutuo acuerdo y por adelantado, las condiciones que se aplicarían a una hipotética separación, divorcio o ruptura de la pareja. En las capitulaciones matrimoniales se pueden fijar aspectos como pensiones compensatorias, cómo se repartirá la guarda o custodia de los hijos, el reparto del patrimonio de la pareja, y cualquier detalle que los cónyuges crean oportuno tener previsto para facilitar un proceso que, en caso contrario, puede ser muy traumático, costoso y largo para las dos partes.

La vertiente más conocida de las capitulaciones matrimoniales es la elección del régimen económico del matrimonio, ya sea de bienes gananciales o separación de bienes, pero lo que se puede pactar o establecer con las capitulaciones matrimoniales va mucho más allá, pudiendo a contemplar entre otros:

  • Reparto del patrimonio del matrimonio en caso de separación o divorcio
  • Establecimiento de la guarda y custodia de los hijos en caso de divorcio
  • Horarios de visitas de los hijos
  • Pensión alimentarias y compensatorias
  • Todo lo que los cónyuges crean oportuno dejar estipulado

Las capitulaciones matrimoniales deberían ser un trámite obligatorio para todas las parejas, ya que evitan muchas tensiones en caso de que la pareja decida finalizar la convivencia. El coste del otorgamiento de unas capitulaciónes matrimoniales es mínimo si lo comparamos con el coste de una separación o divorcio en el que se han de negociar las condiciones económicas y de custodia de los hijos.

Contacta con nosotros